VIVENCIAS EN CUERPO

Respirar. sentir cómo pasa el aire por todas las esquinas del cuerpo, lo más parecido a volar que puede hacer una mujer como yo, con el corazón pegado a la tierra > laura casielles, poeta española

 

ALGUNAS experiencias COMPARTIDAS POR PARTICIPANTES DE los talleres realizados por Marina

_MG_0877

Foto roberto moya

 

– – –

escucho a mi cuerpo y descubro cómo está en cada momento.

Me aventuro e indago en el ritmo de la emoción que habita mis entrañas.

Me dejo ser cuerpo y me sorprendo creando lo que no estaba previsto.

Doy sentido y forma a mis bloqueos, a mis límites, a mis torpezas.

Me embeleso con la creatividad de las otras.

Dejo que cale en mí el movimiento de las otras.

Nos acompañamos, nos sentimos, nos cuidamos… sin que ninguna deje de

brillar con luz propia. Gracias. Graciela <educadora, socióloga, poeta>

 

– – –

Aprendo a habitar mi cuerpo. A habitarme yo. Mónica <Educadora Social>

 

– – –

Marina es una maga del movimiento.  Con su presencia y su grandísima sensibilidad, nos convoca a aterrizar en nuestro precioso y querido cuerpo para así habitarlo íntimamente en un viaje a través de sus emociones. Marina crea un espacio seguro, mágico y divertido para danzar con libertad y pasión, para que cada una de nosotras dancemos nuestra Vida. Uma < artista plastica y coach >

 

– – –

Les voy a describir mis sensaciones en los talleres de danzateatro con marina, Ya de por por si, es algo interesante de experimentar el que 8 seres humanos con sus distintas emociones, distintas vivencias de su día a día, se junten para confiar, los unos en los otros y dejar fluir las energías de sus cuerpos atreves del movimiento corporal, esto en mi opinión esta bastante bien canalizado por marina, ya que permite toda expresión corporal, a la vez que se percibe el respeto y cuidado mutuo entre los asistentes.

Como yo he vivido mis distintas asistencias a los talleres de marina, al margen de que un día me siento triste,otro me siento alegre, otro día estoy menos comunicativo, otro mas, en esencia lo que es la vida con sus los distintos momentos emocionales por lo que pasamos todos los días. Yo destaco en mi vivencia, el que el movimiento de mi cuerpo se produce solo, no mando ninguna orden consciente desde mi cerebro para mover determinada  parte de mi cuerpo solo se mueve sin mas,,, sin jucio sin proponerme hacer nada ,solo se produce¡¡¡, mi cuerpo se expresa con movimiento y este movimiento lo produce el motor de mi esencia interior del momento presente.

gracias marina por el amor, por pasión que nos dedicas, gracias a todos y cada uno de mis compañeros de taller. kike < empresario >

 

– – –

Hace unos días asistí a un muy recomendable taller que impartía Marina Santo. Ella estudió historia, es bailarina y trabaja con métodos pedagógicos relacionados con el arte. En su taller pusimos cuerpo a versos escogidos con anterioridad y percibí muchas cosas: que el dolor, la vergüenza y la falta de confianza en una misma encogen, que las paredes, suelos y espacios aéreos te abrazan si los buscas y que la belleza no es algo pasajero. Como Marina dijo, todo es poetizable. Hay pocas culturas que no hayan utilizado el ritmo de la palabra o del movimiento como mecanismo expresivo. chus <fisioterapeuta>

 

– – –

 

el workshop me ha hecho (re) descubrir mi cuerpo como espacio de comunicación con el mundo. una de las cosas que me ha encantado en el proceso ha sido el trabajo con la palabra, con el texto. percibir de forma consciente cómo el cuerpo reacciona a estos estímulos. para mí, que soy dramaturgo, me ha permitido abrir caminos de nuevos pensamientos y la posibilidad de nuevos trabajos que se relacionen con el danzar. euler lopes <actor y dramaturgo>

 

– – –

 

Qué he sentido en mi cuerpo durante la sesión…..mucha fuerza, volver a sentir energía, re-volver la energía y sentir que fluye en cada recodo de mi cuerpo y eso me re-conecta con fuerza….y me gusta sentirla. Que puedo estar presente y en el presente estoy alegre, más ligera, que me atrevo (y no), que puedo, que comienzo a no limitar(me) y “las posibilidades” de moverme aparecen a mi alrededor para mi…me atrevo, no pienso, respiro el movimiento…y es tan placentero. Sentí placer, alegría, emoción, posibilidad, que enjuicio y que puedo deshacerme de él también…. gracias por este espacio. andrea, fisioterapeuta.

 

¿Qué me aporta Cuerpo en Plural?

Me cuesta tanto expresarlo. Para mi un hombre de cuarenta y tantos,

biólogo de profesión y que hasta que hace dos años, casi tres, que me

apunté a clase de Poliana lima, nunca había bailado o practicado algún

arte…

Es el mejor momento de la semana porque soy libre. Soy libre de

expresar, soy libre porque nos das pautas que trabajar, me recreo en

mi libertad con movimientos nuevos y nuevas sensaciones traídas de la

investigación de mi propio cuerpo encontradas con el azar de la

investigación profunda trabajada de una forma sutil y creciente. Me

empapo en nuevas formas de pensar, de expresar, de buscar.

Improvisar no es improvisar, es buscar, saber encontrar, desarrollar

lo encontrado, trabajarlo en distintos niveles, llegar a interactuar y

dejarlo ir… (que alguna impronta queda, el movimiento se graba y

esta allí al volver, sale natural, suave y fluido al evocar y sentir

esa señal intangible que decide el movimiento, o ignorarlo y dejarlo

O reposar).

Es un proceso, un aprendizaje, pero sin lecciones, se asemeja a un

viaje. Encuentras diferentes personas, te encuentras en diferentes

espacios, cambia el tiempo, el clima, el paisaje, y claro el cuerpo,

este viajero, cambia TAMBIÉN. Cambios sutiles se operan en el

transcurrir de las sesiones y el BAILARÍN de mañana no entenderá

porque el de ayer no encontraba la sensación de entrar el espacio o de

que el espacio entre en él.

Es trabajar sin red, porque la red es ese plural del cuerpo, eres tu

Marina y son las demás, cuerpos presentes y amigos, cuerpos sinceros,

cuerpos danzantes. Pero sin saber donde vas, sin una meta concreta,

solo se trata de dar lo que has aprendido y, así, al enseñarlo, al

jugar con el cuerpo, con pautas y ritmos, con poemas y canciones:

Aprender.

Es aprender, aprender a sentir de otra forma con los mismos sentidos,

es ver lo invisible, es escuchar movimiento, es saborear las palabras,

es mirar la música, es tocar el espacio y sentir la propia cola.

Moverse y pararse, entrar y salir, buscar sin limites, sentir

arquitecturas y deformarlas acaparando o soltando el espacio. Es

sorprenderse y buscar recursos para contar algo, sin limites: la voz,

los demás, la ropa, las sillas, son parte del discurso. Ya no eres tú

bailando, es una historia que se cuenta y eres un instrumento de ella.

Eres una sensación que se comparte y sabes transmitirla.

Es volar! Para mi es volar, en la clase de Iniciación con Poliana

aprendí que tenía alas y como usarlas (VOLÉ por primera vez), con Mey

Ling, con Bea, con Diana vi hacia donde QUERÍA/tenía que volar. Ahora

solo siento el viento, a veces soy VÉRTIGO, a veces planeo, me detengo

y sueño con que alzaré el vuelo y ya no retornaré. Aitor <BIÓLOGO y bailarín amateur>

 

– – –

 

 

Las sesiones de cuerpo en movimiento me aportan lo que más necesito en este

momento. Moverme, expresarme, escucharme por dentro y desde fuera.

Averiguar a dónde voy a través de mis movimientos. Mover la energía que llevo

dentro hacia fuera. Sacar, Salir, Estar, Vivir, Rodar, Saltar, Girar, Mirar, Sentir!!!!!

Bailar la vida. Alicia <diseñadora>

 

– – –

Mi vivencia en el Grupo Cuerpo en Movimiento:

Poesía de los cuerpos. Movimiento, búsqueda, despertar, deseo, novedad,

asombro, curiosidad, detalle, sentirse, desde lo pequeño, autocuidados,

autorretratos, PAUSA, belleza, cola, coronilla, me creo, me recreo, voy

dónde quiero, cambio, recambio, vuelvo a cambiar, me encanta!!!!. Todo

un aprendizaje sobre mí misma, sobre mi cuerpo, cómo funciono, cómo me

muevo, conciencia sobre dónde añadir mucho más aceite súper necesario, me

EStá ayudando con mi autopercepción y autoestima muchísimo. Relacionarme

con otrOs cuerpos, aprender con y de ellas otros movimientos, otros sentires,

otras formas de acompañar. GRACIAS POR TU TRABAJO. PATRI < educadora social>

 

– – –

después de algunos años más centrada en un trabajo corporal a través del

yoga, las sesiones de Cuerpo en Movimiento han sido un reencuentro con la

inspiración y la libertad; al mismo tiempo, con mi energía y constitución más

bien etéricas, las siento como un reto y una oportunidad para explorar solidez,

presencia, precisión y vigor, aspectos que cada vez más intento cultivar en mi

trabajo creativo. GRACIAS por hacerlo posible. Cristina <poeta, arteterapeuta>

 

– – –

Mirarme por dentro, todos los rincones y habitarme, reconocerme,

permitirme ser todas las posibilidades. Crear, crearme,construirme. Liberar, ser

libre.Sentirme ,gozarme,confiar. Vicky <terapeuta, FOTÓGRAFA>

– – –

Intentando aproximarme a mi cuerpo llegué a cuerpo en movimiento

Recientemente. Difícil explicar con palabras los momentos y movimientos vividos.

Siento que la huella de lo vivido ha quedado impresa en mi

día a día. Esta mañana me he despertado e inconscientemente en

mis movimientos para desperezarme eran de entrada y salida de escena,

suaves, sutiles y con danza. ¿Cómo explicar lo vivido y sentido? ¿cómo explicar lo

invisible y lo mágico?

Tan sólo puedo decir que en esos momentos mis piernas vuelan, mis brazos

son un canto, mi cabeza es de chicle y mis caderas de amianto.

Puedo ser lo que quiera, puedo ser incluso yo misma y descubro nuevas

formas, movimientos, voces internas, cuerpos majestuosos, miradas tiernas,

risas pegadizas, abrazos cálidos… Buceo dentro de mí, ahogándome con mis

mochilas, con mis miedos, con mis creencias y condicionamientos. Me ahogo

en un cuerpo dolorido y perdido y emerjo al exterior con un deseo de cambio,

con unas ganas de conocerme y moverme, de escuchar mi cuerpo y amarle,

de despertar mi curiosidad y romper los falsos muros

que enclaustran mi risa y felicidad en un pecho estático y rígido. Y llega un

pequeño momento en el que soy capaz de dejarme llevar por ese estado de

divina locura dejando relegada por un instante a la mente que prejuzga.

Y estando en mí me renocozco en el grupo, en el cual puedo sentirme

acompañada, formando parte de un poderoso círculo de mujeres donde

podemos sentirnos libres, expresarnos, llorar, decir, callar y liberar nuestros

instintos para que aparezcan nuestras mujeres salvajes aulladoras.

Auuuuuuuhhhhhh!!!! El cuerpo te lleva a estar conectado con tu alma y en las

clases. Marina, con sus propuestas y su saber estar te acerca un poquito mas al

amor hacia uno/A mismo/A, hacia los/AS demás, hacia la belleza, hacia la ilusión,

hacia lo mágico, hacia el cuerpo en movimiento …. Miriam <educadora social>

 

– – –

Gracias por ayudarme a reconectar los hilos que mueven mi cuerpo (que soy yo) … Irene <educadora social>

 

– – –

“SOY CUERPO-CORAZÓN-DESTINO” Aullo a esta luna llena, agradecida, por fin, mi cuerpo, todas y cada una de sus células,al unísono, disfrutan de la oportunidad de CREAR, al caminar, al saltar, al rozar los muros que nos rodean, al expresar el ansia escondida en mi pecho orgulloso, mi trasero voluptuoso, y mi ombligo zumbeante. Es este cuerpo, ritmo conectado a la fuente, es destino, es amigo de mi espíritu, es, finalmente, compañero de viaje, y no, enemigo. Es aliado convencido, todo orejas a mi corazón, bombeante y salvaje.

Soy cuerpo de mujer, con carcajadas entre las piernas, que fluyen, inundando el espacio circundante, y a veces, el universo. Por fin, vamos juntos, caminando de la mano, mi cuerpo y mi corazón- destino. Ana Veleta.

 

– – –

Abrimos millones de cajoncitos, no sabemos hacía donde y los abrimos:

agujeros, canales, medios, caídas, caminos, manos, pies, vientres… Cada

clase es un viaje, en cada clase me conecto conmigo, contigo, confío. La vida

me atraviesa, es un remolino embudo de sonrisas.  Patricia <educadora, estudiante>

Anúncios